CULTURA DEL ANTIGUO EGIPTO II

UNA MULTITUD DE DIOSES
  • Khnoum: Este dios con cabeza de carnero creó a los hombres en su torno de alfarero. Es especialmente venerado en la ciudad de Elefantina, al sur del país. Se encarga de proteger las fuentes del Nilo y guardar las cavernas donde, creen los egipcios, nacen las riadas que fertilizan la tierra.
  • Hathor: Es la diosa hechizera. También es la diosa de la musica y la nodriza del futuro faraón, al que ofrece su leche. Tiene dos cuernos de vaca y, a veces, se representa con la forma de dicho animal.
  • Bes: Este dios no se parece a ningun otro; es muy popular en todo Egipto. Gracias a sus muecas, este pequeño duende, alegre y feo, hace huir a los seres ominosos y alas bestias más peligrosas: serpientes, insectos y escorpiones. Protege la vida cotidiana de los egipcios.
  • Apis: Personifica la crecida anual del Nilo, que fertiliza la tierra. Así pues, Apis es adorado por todo el pueblo de Egipto como fuente de vida y de abundancia. En algunos lugares del Nilo, se lanzan animales sacrificados y comida para implorarle una inundacion suficiente.
  • Selkis: Es la diosa-escorpión. Podría austar, ya que se representa con la apariencia de un animal de picadura peligrosa. En realidad, juega un papel protector y cura a los hombres de las heridas envenenadas.

LOS DIOSES VIVEN Y MUEREN

El nacimiento de los dioses suele ser fabuloso: Thot, el dios-ibis, nació del cráneo de Seth. La vaca Hathor, hija del dios-Sol, surgió de una de sus lagrimas en la arena.....
Los dioses también pueden morir, como Osiris, que fue asesinado por su hermano Seth, pero sus heridas suelen curarse magicamente.
Reinaron sobre Egipto mucho tiempo, antes de dejar esa tarea a los hombres. Discuten, se disputan la jefatura e intentan matarse unos a otros.

LA CREACIÓN DEL UNIVERSO

LA_CREACION.jpg
Al principio, en medio de las tinieblas, sólo exixtia un oceano infinito de aguas inmoviles. Este oceano se llamaba Nun y de él emerge el dios Amón-Ra. Este dios del Sol no tiene ni padre ni madre; ha nacido de su propio pensamiento. Aperece en la cima de una colina saliendo de Nou y escupe a Shou, dios del aire, y a Tefnout, dios de la humedad. Entonces, estas primera pareja engendra a Geb, la Tierra, y a Nut, el cielo. El universo ha nacido. Pero el oceano Nou no ha desaparecido:rodea el cielo, y los egipcios temen que se vierta sobre la Tierra y la inunde. Este oceano amenazador se representa en muchos templos con la forma de un lago sagrado.

Geb, el dios de la Tierra, y Nut, la diosa del cielo, dan nacimiento a todos los otros dioses. Pero,¿ quien ha creado a los hombres? Los egipcios suelen otorgar ese papel al dios-carnero Khnoum. Es el quien habría dado la forma al cuerpo humano en su torno de alfarero. Se ocupa especialmente de formar a los futuros faraónes y darles su "ka"; es decir, su energia vital.

EL EXTRAÑO REINO DE LOS MUERTOS
Osiris es el primero de todos, hombres y dioses, en vivir por segunda vez. No en la Tierra, sino en el reino de los muertos. Su resurreción permite, primero a los faraones y despues a todos los egipcios, soñar con tener una vida despues de la muerte como él. Por eso, su culto y los rituales en torno a la muerte son esenciales.

Desde entonces, Osiris reina en el reino de los muertos: Dat. La entrada a este lugar oscuro y silencioso se encuentra al oeste, donde se pone el Sol y esta bien guardada. En el curso de su larga historia, los egipcios lo imaginaron primero como un duplicado de su pais, donde existe un hermano gemelo del Nilo, y despues como una parte del cielo que el Sol recorre durante las doce horas de la noche.
Anubis el embalsamador
Anubis, el dios-chacal, ayudo a Isis a resucitar a Osiris. Fue entonces cuando invento la momificacion. Para que un hombre pueda viajar al mas alla despues de su muerte, es necesario que su cuerpo se preparado con ese mismo ritual.
Antes de presentarse ante Osiris, el muerto se enfrenta a muchas dificultades. Genios y demonios intentan desviarlo de su camino. Para no caer en sus garras debe recitar fórmulas mágicas y descifrar las inscripciones de las distintas puertas que ha de franquear para alcanzar el mas alla. Los que no saben leer deben remitirse a las formulas que los vivos recitan por ellos. Finalmente, el muerto se presenta ante Osiris, que decide su destino.
Los dioses juzgan el destino de los muertos. En una balanza se coloca: a un lado, el alma del muerto; y al otro, la pluma que simboliza a Maat, la justicia. Si el alma es tan ligera al menos como la pluma, significa que el hombre se ha portado bien y merece vivir en el más allá. Sino, un monstruo," la devoradora", se lo tragará de un solo bocado y morirá por segunda vez.
La mayor parte de los "malos" son tragados por la "devoradora", mientras que los "buenos" son aceptados entre los dioses y , a veces, incluso puden volver a la Tierra por un breve tiempo. Pero algunos son condenados a otro destino: son entregados a terribles genios que los torturan y devoran.
egip.jpgLa balanza de Maat




LibroMuertosMetropolitan.jpgUn pequeño fragmento del libro de los muertos